Cuando hablamos de lecitina de soja, es común que surjan algunas dudas con respecto a su composición. Hace poco leí esta opinión:

“Estaba interesada en un suplemento con lecitina, pero estoy un poco preocupada por la gran cantidad de lectina de soja. He leído bastantes publicaciones científicas que indican que la lectina de soja causa infertilidad y aumenta la tasa de crecimiento de las células cancerígenas.”

Otras preguntas comunes que rondan en Internet son:

¿Qué contiene la lectina de soja?   y ¿cuánto de lo que leemos sobre la soja se aplica a la lecitina? En relación a los pro de la soja (prevención del cáncer, buena fuente de proteínas) y los contra (causalidad del cáncer, efectos hormonales, alergias)

¿Qué hace en tu cuerpo?  Es decir, ¿es “bueno” o “malo”?

¿Causa o previene el cáncer?

¿Todas las lecitinas son iguales o la lecitina varía en calidad?

¿Para qué sirve un suplemento de lecitina de soja?

Y como se mencionó en el comentario, aparentemente hay una percepción de que también tiene un efecto en la fertilidad.

Veamos estos problemas uno por uno.

Fuente: http://www.ciranda.com/ingredients/soy-lecithin-powdered

¿De qué está hecha la lecitina de soja?

La lecitina en sí misma es un compuesto oleoso que está hecho principalmente de un tipo de molécula llamada fosfolípido. Los fosfolípidos son ácidos grasos con grupos de fosfato unidos al final. Esto les da la cualidad útil de poder unirse con sustancias grasas y sustancias acuosas simultáneamente. Es por eso que se usa con tanta frecuencia en diferentes alimentos. El término técnico para este tipo de compuesto es un “emulsionante”. Nuestras membranas celulares consisten en fosfolípidos por esta misma razón, y un suministro adecuado de lecitina a través de la dieta es la principal forma en que el cuerpo obtiene el sustrato necesario para construir las paredes celulares. La fosfatidilcolina y la fosfatidilserina ayudan a hacer que las membranas celulares sean “blandas”, lo que hace que sea mucho más fácil que se transporten sustancias dentro y fuera de ellas.

 

Esto es especialmente cierto para el colesterol, que usa directamente transportadores basados en lecitina para entrar y salir de las células. Por esta razón, la suplementación con lecitina ha demostrado ser muy útil para eliminar la placa arterial. (Una nota científica: este estudio produjo resultados concluyentes, con una reducción del colesterol de más del 40% con suplementación con lecitina, pero no se han realizado estudios de seguimiento y, por lo tanto, podrían no ser del todo confiables). Las personas con colesterol alto tienen dificultad para que el colesterol del tipo LDL pueda ingresar a las células, y la mayor fluidez de la membrana con la lecitina ayuda a facilitar el flujo celular.

Los fosfolípidos tienen diferentes variantes, pero los más comunes son los siguientes:

  • Fosfatidilcolina
  • Fosfatidilserina
  • Fosfatidilinositol

La “colina” en la fosfatidilcolina es también la “colina” en la acetilcolina , que es la principal partícula mensajera del sistema nervioso. Es por esta razón que el consumo de lecitina se ha relacionado con un mejor rendimiento cognitivo, especialmente entre los ancianos.

Lo que NO tiene la lecitina

La lecitina se compone principalmente de fosfolípidos, pero es igualmente útil analizar lo que no contiene. La lecitina puede provenir de vísceras, yemas de huevo y aceite de girasol, pero la principal fuente de lecitina proviene de la soja y, por esta razón, lo que la gente cree que es cierto para la soja, creen que es cierto para la lecitina por extensión.

Por una variedad de razones, esto no siempre es cierto.

La lecitina prácticamente no contiene el contenido de proteínas o carbohidratos que se encuentra en la soja y, por lo tanto, no presenta los mismos inconvenientes o beneficios que se encuentran comúnmente en la soja.

Cuando se trata de percepciones negativas, eso significa que la lecitina no tiene los alérgenos o la actividad similar a los estrógenos de la soja. Las alergias a la soja surgen de secuencias de aminoácidos específicas en la proteína de soja que tu cuerpo no reconoce, lo que hace que tu sistema inmune se active por sí solo. El efecto de simulación de estrógeno de la soja proviene principalmente de las isoflavonas en el poroto de soja, que no está presentes en las fracciones de lecitina.

La lecitina  se compone casi en su totalidad de diferentes aceites vegetales  con pequeñas cantidades de carbohidratos y vitaminas liposolubles. Quien sea altamente alérgico a la soja podría ser capaz de detectar la presencia de lecitina en los productos, pero en la mayoría esto no sucede.  La lecitina en sí no es alergénica .

Existen diferencias en la calidad de la lecitina, pero no en su contenido de proteínas o isoflavonas. La gran variable en la calidad de la lecitina es la cantidad de grasa que contiene. La lecitina no fraccionada es aproximadamente un 30% de aceite de soja, y eso no es exactamente algo que las personas necesiten adicionar. La lecitina nutricional de alta calidad se desgrasa, dejando atrás solo los fosfolípidos biológicamente activos.

Por eso, la lecitina utilizada en nuestros suplementos Reino de la Miel se ha purificado para que sea 98% libre de aceite. Esta es la diferencia entre la lecitina utilizada en un suplemento nutricional y la lecitina que se encuentra en la lista de ingredientes de un alimento empaquetado..

Lecitina y cáncer

¿Y qué se puede decir sobre lecitina y cáncer?

¿La lecitina lo previene, lo promueve o un poco de ambos?

La verdad es que se han realizado muy pocas investigaciones definitivas sobre la incidencia de lecitina y cáncer, por lo que hay poco que decir de una manera u otra.

Sin embargo, dicho esto, la fundación Susan G. Komen ha declarado que la soja y su subproducto de lecitina están bien desarrollados en sus libros, y en su informe más reciente, el Centro Estadounidense de Investigación del Cáncer ha declarado que la evidencia más reciente de la relación entre la soja y el cáncer es modestamente positiva. El Instituto del Cáncer Dana-Farber ha dado luz verde a los pacientes con cáncer para consumirlo con moderación, y la única evidencia epidemiológica ha encontrado una correlación positiva entre el consumo de lecitina y las tasas de incidencia de cáncer de mama más bajas de lo normal .

La esencia de toda esta información es más preliminar que sustantiva, pero por el momento es la mejor información que tenemos para enmarcar este tema.

Lecitina y fertilidad

Las preocupaciones sobre la soja y la fertilidad provienen de artículos como estos. En su mayoría se preocupan por el contenido de fitoestrógenos en los alimentos de soja.

Dos puntos importantes para recordar acá:

No hay contenido de fitoestrógenos en la lecitina. Eso se concentra en las isoflavonas de soja.

Los fitoestrógenos tienen 1/1000 del impacto del estrógeno real. El consenso en este momento es que los fitoestrógenos no afectan los niveles de la hormona lo suficiente como para hacer una diferencia para todos, excepto una minoría muy pequeña de personas.

Entonces, ¿cuáles serían los beneficios reales de la lecitina?

Mantener niveles adecuados de lecitina en tu cuerpo te ayuda a:

Bajar el colesterol en sangre

El beneficio más conocido de la lecitina es su capacidad para reducir el colesterol. Los investigadores han descubierto que la lecitina de soja puede contribuir a elevar el colesterol HDL (bueno) y reducir el colesterol LDL (malo).

La proteína de soja proporciona un impulso extra a las personas que la usan para tratar el colesterol debido a otros componentes que ofrece la soja.

Mejorar la salud del corazón

La lecitina que proviene de la soja puede mejorar la salud cardiovascular, especialmente si ya estás en riesgo de desarrollar presión arterial alta o enfermedad cardíaca. Esto es de acuerdo con un pequeño estudio en el que los participantes recibieron productos de soja que incluían aditivos de lecitina.

Dado que la soja es complicada de digerir, le toma más tiempo a tu cuerpo digerir los componentes de esta legumbre. Para algunas personas, esto funciona para que se sientan más llenas después de consumirla.

Ayuda a las madres que amamantan

Algunos expertos en lactancia recomiendan lecitina como una solución para prevenir la obstrucción de los conductos. La Canadian Breastfeeding Foundation recomienda una dosis de 1,200 miligramos, cuatro veces al día, para experimentar este beneficio.

Especulan que la lecitina puede disminuir la viscosidad de la leche materna, por lo que es menos probable que obstruya los conductos de la leche en el seno.

Sin embargo, esto no pretende ser un tratamiento para los conductos obstruidos. Para ello es recomendable aplicar compresas tibias, realizar masajes y sacarte leche extra si es necesario. Consultá con tu doctor en este caso.

Ayuda a mejorar la digestión

La lecitina se ha probado en personas con colitis ulcerosa para mejorar su digestión. Las cualidades emulsionantes de la lecitina contribuyen a una reacción en cadena que mejora el moco en el intestino, facilitando el proceso digestivo y protegiendo el delicado revestimiento de tu sistema digestivo.

Incluso si no tenés colitis ulcerosa , es posible que desee considerar el uso de lecitina si tenés síndrome del intestino irritable u otra afección que afecte tu proceso digestivo.

Ayuda a prevenir los síntomas de la demencia

La lecitina contiene colina, que es un químico que tu cerebro usa para comunicarse. La investigación clínica sugiere que una dieta rica en colina puede conducir a una memoria más nítida y ayudar a las personas con Alzheimer.

Las sustancias lipídicas que contienen colina, como la lecitina, pueden mejorar las vías funcionales del cerebro. Existe evidencia contradictoria sobre si la lecitina puede usarse para tratar a las personas que tienen afecciones neurológicas y del sistema nervioso, pero la investigación sobre este beneficio de la lecitina es prometedora y avanza.

Alivia e hidrata la piel

La lecitina está entre los ingredientes de algunos productos para el cuidado de la piel. Se usa como emoliente, lo que hace que la piel se sienta suave restaurando la hidratación. En la mayoría de estos productos, el tipo de lecitina utilizada se llama lecitina hidrogenada.

No hay mucha evidencia de que la lecitina, cuando se usa sola, pueda curar el acné y el eccema, aunque algunas personas lo usan para tal fin. Tomar cápsulas de lecitina teóricamente podría mejorar tu piel.

Conclusión:

La lecitina se considera una adición de bajo riesgo a los suplementos que ya puede usar para mantener tu salud.

Con algunos beneficios y muy pocos riesgos, la lecitina puede ser una excelente opción para las personas que buscan reducir sus niveles de colesterol, mejorar la piel, reducir el riesgo cardiovascular y aliviar algunos trastonos digestivos, así como para mejorar la función cognitiva y la lucidez mental. Asegurate de hablar con tu médico sobre el uso de cualquier suplemento nuevo antes de comenzar el tratamiento.

Referencias