Lo creas o no, cocinar vegetales en el microondas puede ayudarlos a retener más nutrientes que cualquier otro método. Todo lo que necesitás son algunos pasos simples para garantizar el éxito y aprovechar al máximo tus verduras.

Paso 1

Comenzá seleccionando un plato poco profundo apto para microondas que sea lo suficientemente ancho como para contener todas las verduras en una sola capa. Cortá las verduras en trozos que sean aproximadamente del mismo tamaño, ya que esto garantizará que se cocinen de manera uniforme. Si cocinás verduras de diferentes tamaños, colocalas de modo que las verduras más grandes estén alrededor del exterior del plato y las más pequeñas (como las arvejas o los granos de maíz) estén en el medio. Para vegetales de diferentes formas, seguí el mismo principio, manteniendo la mayor parte de la verdura afuera y la parte más pequeña en el centro del plato.

Paso 2

Para veegetales tiernos de temporada, agregá dos cucharadas de agua sobre las verduras en el plato. Para vegetales más densos que tienen un contenido de agua más bajo como las zanahorias, usá hasta ⅓ de taza de agua. Esto se convertirá en vapor en el microondas, lo que ayudará a que las verduras se cocinen de manera uniforme.

Paso 3

Cubrí el plato con su tapa o envoltura de plástico. Dependiendo del tipo de vegetales que estés cocinando, cociná en el microondas durante 1 ½ – 3 ½ minutos o hasta que estén tiernos y crujientes. A la mitad del tiempo de cocción, remové los vegetales para asegurarte de que se cocinan uniformemente. Una vez hecho esto, retirá con cuidado la tapa o envoltura de plástico para permitir que el vapor caliente escape de manera segura.

Guía de verduras

Estos son algunos consejos para ayudarte a cocinar ciertos tipos de verduras. Si no sabés qué verduras usar, te aconsejo mirar esta infografía antes.

Espárragos

La manera más fácil de cocinar espárragos es agregando las puntas a una bolsa con cierre hermético con una cucharadita de agua. Sellá la bolsa y cociná durante 1 ½ minutos.

Brócoli y coliflor

Cortá en floretes individuales, luego colocá en una sola capa en un plato apto para microondas con la parte más gruesa hacia el exterior del plato. Cubrí y cociná durante 2 ½ minutos.

Judías verdes o chauchas

Colocá en un plato. Espolvoreá sobre dos cucharadas de agua, tapá y cociná durante 2 ½ minutos.

Espinacas

Enjuagá las hojas en un colador y agregá las hojas aún húmedas a una bolsa con cierre hermético. Sellá la bolsa y cociná durante 1 ½ minutos.