Una clave para la pérdida de peso exitosa y duradera es garantizar un nivel constante de azúcar en sangre para evitar los altibajos extremos y evitar ataques de hambre y ansiedad, que nos llevan a comer más comida basura.

¿Cómo lograr niveles estables de glucosa en sangre durante largos períodos de tiempo y entre comidas?

Es importante usar grasas grasas saludables en cada comida y evitar por completo los carbohidratos refinados, que estimulan los picos de glucemia e insulina y llevan a ataques de hambre.

Contrariamente a los que se pensó durante años, el aceite de coco es una grasa excelente para la salud. Es una buena fuente de de ácidos grasos saturados de cadena media (TCM) que se metabolizan directamente y sirven como sustrato para la obtención de energía. Como beneficio adicional, los TCM en el aceite de coco no se almacenan como grasa a diferencia de otros de cadena larga-

Cómo utilizar el aceite de coco para bajar de peso

El aceite de coco es sólido a temperatura ambiente por lo que es mejor disolverlo en agua caliente antes de consumirlo. No debe confundirse con la manteca de cacao, otra grasa saludable que se ve similar y también es sólida a temperatura ambiente.

Veinte minutos antes de la hora de la comida es el mejor momento para tomar el aceite de coco, ya que reducirá significativamente el apetito y te ayudará a sentirte satisfecha más rápidamente y con porciones más chicas.

Para licuar, mezclá 1-2 cucharaditas de aceite de coco en una taza y agregá agua caliente, caldo de huesos o té de hierbas. Revolvé para derretir y beber. Usá las siguientes pautas para determinar cuánto aceite consumir antes de cada comida:

45 a 59 kg, usá 1 cucharada de aceite de coco antes de cada comida para un total de 3 cucharadas por día.

60 a 90 kilos, usá 1.5 cucharadas de aceite de coco antes de cada comida para un total de 4.5 cucharadas por día.

Más de 90 kilos, usá 2 cucharadas de aceite de coco antes de cada comida para un total de 6 cucharadas por día.

Alternativamente, podés simplemente consumir el aceite de coco y dejar que se licue en tu boca por unos segundos antes de tragarlo. Si estás interesada en tomar cápsulas de aceite de coco en lugar de aceite, usá 2 cápsulas por día, una antes de cada comida.

Si estás preocupada por el valor energético, las cápsulas sólo aportan 4,7 calorías en lugar de la forma líquida que, como cualquier aceite, puede llegar a las 90-100 calorías por cucharada.

Entonces, si tu dieta aporta más grasas y menos carbohidratos, es recomendable la forma líquida (como es el caso de las dietas cetogénicas o low carb).

En cambio, si tu plan alimentario es más equilibrado, te recomiendo tomar las cápsulas con 10 calorías en total.

Consultá con tu nutricionista.

El ácido gamma linolénico del aceite de coco potencia la pérdida de peso

Tené en cuenta que el  ácido gamma linolénico (GLA)  es otra grasa crítica necesaria para una pérdida de peso óptima y sostenida. Asegurate de incluirlo en tu plan.

El GLA facilita el proceso de eliminación de grasa acelerando el metabolismo como el aceite de coco. Pero, lo hace de una manera muy diferente. El GLA estimula la “grasa marrón” interna. Este es el tipo de grasa que generalmente está más inactiva metabólicamente personas con sobrepeso. La grasa marrón también es más prevalente en los jóvenes y las mujeres. A medida que disminuye el índice de masa corporal, aumentan los niveles de grasa marrón metabólicamente activos.

El GLA se encuentra principalmente en las vísceras. Como resultado, a menos que comas hígado o corazón con regularidad, lo mejor es suplementar. La buena noticia es que solo necesitas pequeñas cantidades. Combinado con dosis diarias de aceite de coco, obtendrá los mejores resultados de pérdida de peso.

El mejor suplemento GLA de calidad se encuentra en la grosella negra o carsis. El aceite de grosella negra contiene suficientes niveles de GLA. También es mejor tolerado que el aceite de borraja y no es estrogénico como el aceite de onagra. Finalmente, tiene el mejor perfil general de ácidos grasos de todos los suplementos de GLA.

             Visión Plus es un suplemento con Carsis o Grosella Negra

Otra idea para ayudar con la pérdida de peso es considerar combinar el protocolo de consumo de aceite de coco con un caldo de huesos un par de días a la semana.

El mejor aceite de coco para bajar de peso

Tené en cuenta que no todos los aceites de coco se fabrican de igual manera para propósitos de pérdida de peso.

Si bien el aceite de coco es muy resistente al daño por calor, los solventes se utilizan con frecuencia para extraerlo, por lo que la obtención de aceite de alta calidad de una empresa acreditada es de vital importancia para evitar cualquier residuo químico.

Usar solamente aceite de coco extra virgen y orgánico para tus esfuerzos de pérdida de peso es una buena idea, ya que todos los micronutrientes delicados del aceite se conservarán y no se usarán productos químicos en el procesamiento.

Has probado usar aceite de coco para perder peso o sólo lo has usado en tus recetas? Podés dejar un comentario 🙂